Adrenalina: droga natural

Te imaginas una «droga» natural que segregue tu propio cuerpo y que no sea perjudicial para la salud. Pues existe: es la adrenalina.

La adrenalina también conocida como epinefrina es un neurotransmisor y una hormona. La producimos por las glándulas suprarrenales y cuando se segrega dilata los conductos del aire, contrae los vasos sanguíneos, aumenta el ritmo cardíaco y nos da «energía extra», por ejemplo, para huir de un peligro. Es como un pequeño «turbo», por llamarlo de alguna manera.

Cuando se practica un deporte de riesgo, como puede ser el paracaidismo, la escalada, descenso en bici, bueno casi todo lo que requiera un esfuerzo y haya que reaccionar rápidamente, se libera adrenalina causándonos una sensación de bienestar y energía.

A partir de que nos encontremos con la adrenalina, cada vez que hagamos algo buscaremos sentirnos así e iremos subiendo gradualmente el ritmo de nuestro ejercicio. Es una sensación que no puedo explicar, pero todos hemos sentido.

Cuando te asustan se libera adrenalina, es la que te hace pensar en huir o en golpear a quién te austó, es una forma de reaccionar rápido y sin pensar.